La Unidad de Análisis Conductual del Instituto de Neurobiología brinda un espacio para la realización de pruebas conductuales con animales pequeños (<500g).

Tiene como propósito ofrecer a los investigadores que desean realizar pruebas conductuales, y que no cuentan con la experiencia o con el espacio adecuado para hacerlo, la posibilidad de realizar estas mediciones y enriquecer su modelo experimental.

La Unidad actualmente cuenta con un área de cuarentena y/o aclimatación (Bioterio) con la posibilidad de regular el ciclo de luz-oscuridad para animales pequeños (< 500 g) que vayan a ser utilizados en los experimentos.

Dispone de cuatro espacios con diferentes características que pueden ser habilitados para hacer pruebas de aprendizaje y memoria en roedores y otros animales pequeños, para evaluar la coordinación y actividad motoras y detectar alteraciones en sistemas sensoriales. Cuenta con una cámara de Gesell lo que permite observar la conducta de los sujetos sin molestarlos.